Seleccionar página

Teniendo en cuenta el espacio reducido y limitado de este local, la coordinación de los diferentes oficios es crucial para poder hacer una buena gestión de los tiempos de obra.

Por ello, semanas antes del inicio de obra planificamos el orden de intervención de cada uno de ellos y estudiamos las simultaneidades posibles para que no hubiese interferencia entre los diferentes equipos.

Como en todas los proyectos, el traslado del papel a la obra conlleva replanteos y ajustes de los diferentes elementos.

En concreto, para mejorar el problema de humedades por capilaridad que presentan las paredes, a parte de su tratamiento y reparación, cambiamos la instalación semidirecta de Pladur, por el sistema autoportante, generando así una cámara ventilada que permita la circulación del aire y disipe la humedad.

Tras 2 semanas de obra, nos encontramos prácticamente en fase de acabados y lacado de mobiliario. En breve, el estado final.

Otras noticias

OBRA ÁTICO EN SIERRA DE MOLINA

OBRA ÁTICO EN SIERRA DE MOLINA

Tras la pausa realizada por el estado alarma a causa de la pandemia de la COVID-19, volvemos a la actividad en los trabajos...